PROBLEMAS DE ESPALDA

 

La columna vertebral tiene una función de sostén, de protección y de locomoción de la espalda y de todo el cuerpo. La columna está formada por siete vértebras cervicales, doce vértebras dorsales y cinco lumbares, más las cinco vértebras sacras, fusionadas en un único hueso sacro, y las vértebras coxígeas, último resto evolutivo del rabo presente en otros animales. Entre cada vértebra se encuentran los discos intervertebrales.


DORSALGIA

Es un proceso doloroso que aparece en la zona dorsal y que puede tener un origen multifactorial. Esta zona de la espalda es menos móvil por la presencia de las costillas articuladas con las vértebras pero está muy en relación con los movimientos de la cabeza y cuello, de los miembros superiores y con la respiración.


LUMBALGIA

Coloquialmente conocido también como "Lumbago". Y es cualquier situación dolorosa que acontezca en la zona lumbar, por tanto las causas pueden ser muy variadas. En el modo de vida actual, excesivamente sedentario, y quizás también porque ya no caminamos a cuatro patas, el dolor en la parte baja de la espalda es algo que toda persona sufrirá en un momento u otro de su vida.


HERNIA DISCAL

Obviamente, cuando existe una herniación del disco intervertebral muy avanzada, la solución al problema ha de ser quirúrgica; pero hasta llegar a ese punto existen posibilidades fisioterapeúticas nada agresivas que pueden ayudar por lo menos a que la lesión no progrese. El disco intervertebral es una especie de cojinete o "silentblock" situado entre dos vértebras, que llenándose y vaciándose de agua, tiene como función amortiguar las cargas de compresión a la vez que permite la movilidad de toda la columna. El disco está formado por un núcleo duro central y otra parte más blanda que lo rodea. Cuando esta capa se deteriora, el núcleo se escapa, se hernia y presiona las raices nerviosas, generando dolor y otros síntomas como disminución de la fuerza en determinados músculos según el nivel de la hernia. Frecuentemente son la zona lumbar y la cervical donde aparecen y casi siempre por inversión de las curvas, aumento de la compresión axial e hipermovilidad del nivel correspondiente; por tanto el tratamiento de fisioterapia pasa por técnicas manuales de descompresión axial, corrección (ver RPG) de las desalineaciones y dar movilidad a las zonas de hipomovilidad adyacentes.

Hernia del disco intervertebral L3-L4

 

ESPONDILOLISTESIS

En una situación de inestabilidad vertebral, una vértebra se desplaza, normalmente hacia delante (anterolistesis), con respecto a la inmediatamente inferior. En ocasiones esa inestabilidad es debida a un defecto en la unión del arco posterior de la vértebra (espondilolisis), ya sea de carácter congénito o provocado por fractura de estrés. Los síntomas de espondilolistesis aparecen a medida que se desplaza el cuerpo vertebral y empieza a ejercer tracción y compresión sobre las raíces nerviosas. La inestabilidad es frecuente en la zona lumbar, por su gran movilidad, y sobre todo en deportistas que someten a su espalda a cargas pesadas de cizallamiento y posturas extremas de extensión como por ejemplo gimnastas, saltadores de trampolin, lanzadores de jabalina, halterófilos o golfistas. En estas lesiones, el objetivo del tratamiento es devolver la estabilidad con un refuerzo muscular y un trabajo propioceptivo de la columna a la vez que recolocamos la vertebra en cuestión con un tratamiento reeducador.

 

Inicio | Anterior